Encabezado_v1_2014
Home_btn Datos
Abiertos
Spacer
Spacer
Spacer
Asunción - 11 de Diciembre de 2018

Juan de Ayolas funda el fuerte de Corpus Christi en 1536

Publicado por mllamas - 17 de Junio de 2010
Me gusta
3
No me gusta
3

Paraguay

1536

Juan de Ayolas funda el fuerte de Corpus Christi, cerca del antiguo fuerte de Sancti Spíritus, fundado por Gaboto. Pedro de Mendoza envió al capitán Juan de Ayolas en busca de pertrechos. Este, durante su viaje por el río Paraná, levantó el fuerte Corpus Christi en 1536, volviendo a Buenos Aires.

En una nueva expedición fundó el fuerte de Buena Esperanza. A fines de mayo de 1536, Mendoza decidió probar suerte por la zona en que Caboto había fundado el fuerte Sancti Spiritus, que decían era muy fértil. Envió a Juan de Ayolas al mando de noventa hombres en tres bergantines. Muchos murieron de hambre en el camino. Pero finalmente llegaron a la zona y fundaron un fuerte llamado Corpus Christi el 15 de junio. También consiguieron la ayuda de los indígenas; gracias a ellos no murieron de hambre.

Como siempre, los únicos que pasaban hambre eran los soldados, ya que a los capitanes nunca les faltaba ración suficiente de alimento. Un expedicionario llamado Domingo Martínez, que era un simple estudiante, se las ingenió para fabricar anzuelos y así poder pescar. Con el tiempo, ese ingenioso hombre fabricaría peines, cuchillos y un sin fin de cosas para los pobladores de la futura Asunción. El capitán Juan de Ayolas había partido con trescientos expedicionarios remontando el río Paraná, y había levantado su real (campamento o pequeño poblado>) que llamó Corpus Christi, cerca del río Coronda. A su regreso a Buenos Aires, Ayolas invitó a Mendoza a conocer las tierras que él había recorrido.

El adelantado partió hacia ellas y tras una corta residencia en Corpus Christi, se trasladó más al Sur, donde levantó, a fines de setiembre de 1536, el fuerte Nuestra Señora de la Buena Esperanza. Poco después, y mientras Ayolas remontaba el Paraná y el Paraguay, Mendoza, que se sentía muy enfermo, regresó a Buenos Aires y, en vista de que sus dolencias empeoraban, resolvió volver a España. Luego de designar a Ayolas su sucesor en la conquista, el 22 de abril de 1537, se alejó para siempre. Río arriba -por el Paraná primero y luego por el Paraguay-, Ayolas había llegado entretanto a un lugar que llamó La Candelaria.

Dejó allí parte de sus hombres al mando de Domingo Martínez de Irala, y partió hacia la ambicionada Sierra de la Plata, en busca de riquezas, pero cuando ya regresaba con un espléndido botín, cayó en una emboscada de los indios y fue muerto con todos sus compañeros. Irala emprendió entonces el retorno aguas abajo y se detuvo al llegar al fuerte de la Asunción que Juan de Salazar -otro de los acompañantes de Mendoza- había levantado el 15 de agosto de 1537 en la margen izquierda del río Paraguay. Instalado en Asunción, Irala tomó el mando en reemplazo del infortunado Ayolas. Transcurridos algunos años, decidió concentrar en dicha población a todos los españoles y, para ello, ordenó el traslado dé los pocos habitantes que aún quedaban en Buenos Aires y mandó quemar la población. Corría el año 1541. El primer intento de conquista y colonización en la región del Río de la Plata había fracasado.

 

Fuente: Síntesis de histoaventura.blogspot.com

 
 

Copyright 2018 - MECDigital
Desarrollado por Dirección de Informática. Todos los derechos reservados.